viernes, 26 de junio de 2009

Helados de chocolate










Mayor precio no significa mejor calidad
Se han analizado seis muestras de helado de chocolate: Miko Etiqueta negra, Camy La Cremerie, Frigo Carte D'or, Frigo Cola Cao, Menorquina Cream & Cream y Häagen Dazs "tipo americano con chocolate belga".



Se presentan en barras de 1 litro, salvo Menorquina y Häagen Dazs, en envases de 0,5 litros. Todos, excepto Frigo Cola Cao, presentan trocitos de chocolate. Cinco son helados de crema, con abundante grasa láctea, procedente de la nata o mantequilla. Y Frigo Cola Cao es helado de leche, porque su componente principal es la leche.

Las diferencias en precio son espectaculares: el más caro es Häagen Dazs, a 1.320 pesetas el litro, y el más barato Frigo Cola Cao que sale a 371 pesetas por litro. El resto cuestan entre las 869 pesetas por litro de Menorquina y las 513 pesetas de Miko.

Del análisis se concluye son que los helados de chocolate respetan la norma en su composición, que son sanitariamente correctos y están bien etiquetados, que contienen cacao (seco y desgrasado) y que son un buen alimento, si bien resultan bastante calóricos. Häagen Dazs, con mucha nata o mantequilla, contiene colesterol en proporciones que, sin ser desmesuradas, son muy superiores a las de las demás muestras.

En cata, estos helados son muy distintos: Miko y Menorquina obtienen un notable, por su cremosidad, intenso sabor y color oscuro, mientras que tres no superan el aprobado. Uno de estos últimos, Camy La Cremerie, se queda en unos mediocres 4 puntos sobre 10 posibles.

Tras cotejar todos los resultados, la mejor relación calidad-precio corresponde claramente a Miko Etiqueta negra, por sus méritos en composición (poco colesterol y grasa), porque gustó mucho en la cata y por su precio, el segundo más barato: 513 pesetas el litro.

Otra opción interesante, especialmente para la familia, es Frigo Cola Cao, el más económico -cuesta sólo 371 pesetas el litro- al que falta algo de cremosidad y sabor (aunque obtuvo 5 puntos en la cata), que compensa con un bajo contenido en grasa y colesterol.

Grasa, proteínas e hidratos.
Los helados son preparados alimenticios elaborados por congelación de una mezcla de materias primas, que ha de mantener el grado de congelación suficiente. Son un alimento relativamente equilibrado y fácilmente digerible.

El helado de crema tiene un 10% de grasa, mientras el de leche posee cerca del 6%. Un mayor contenido en grasa confiere al producto mejores características organolépticas, pero resulta más caro de elaborar. La grasa de los helados es mayoritariamente saturada. El colesterol, sin embargo, no es elevado: los helados son uno de los derivados lácteos con menos contenido en colesterol (véase tabla). Los hidratos de carbono o azúcares representan el 20%, y parte de ellos se añaden en la fabricación. Se emplea normalmente sacarosa y derivados del almidón de maíz, como la dextrosa. Las proteínas representan alrededor del 5%, pero son de alto valor biológico. Entre los minerales y vitaminas destacan el calcio, y las vitaminas B1, B2, B3, y vitaminas A y D.

Ya en el análisis, los helados estudiados contienen entre un 50% y un 60% de agua. El resto es extracto seco (grasa, proteínas e hidratos de carbono). Sus valores son correctos en todas las muestras, ya que son superiores al mínimo del 23% de extracto seco de los helados de leche y al 29% de los de crema. Los de crema deben contener como mínimo un 7% de extracto seco magro lácteo, que los cinco de este tipo cumplen. Para los de leche (Frigo Cola Cao), el mínimo está en un 5,6%, y también lo cumple.

El componente nutritivo más importante de los helados son los hidratos de carbono. Tanto para los de crema como para los de leche, el mínimo debe ser de un 13%, que todas las marcas superan. Estos azúcares son en su mayoría sacarosa añadida, entre el 16% y el 21%. La sacarosa debe suponer, tanto en los helados de crema como de leche, un mínimo de un 50% del total de azúcares, lo que todos cumplen. También contienen lactosa (3%-5%), de la leche. En Camy, Menorquina y Frigo Cola Cao se ha detectado un 2%-3% de glucosa. En ninguna muestra hay maltosa ni fructosa (azúcares de la fruta).

La grasa de los helados es casi en su totalidad de la leche y sus derivados (nata, mantequilla). El porcentaje más bajo de grasa láctea es el de Frigo Cola Cao, con un 7%.

Los demás, helados de crema, presentan entre un 17% de grasa láctea en Häagen Dazs y un 9% en Camy. Todos estos valores están dentro de norma. En el total de su grasa, los helados contienen como media un 70% de ácidos grasos saturados, cuyo consumo conviene moderar.

El contenido en proteínas, de su parte, oscila entre el 5% de Häagen Dazs y el 3,7% de Miko. Parte de esas proteínas proceden del cacao y el chocolate, pero la mayoría son de origen lácteo cuyo contenido mínimo es conforme en todas las muestras con el marcado por la norma.

Calóricos, y alguno con bastante colesterol.
Los más calóricos son Häagen Dazs, con 291 calorías por cada 100 gramos de producto, y Menorquina, ambas las muestras con más grasa láctea. Frigo Cola Cao, por su bajo contenido en grasa, es la muestra menos calórica En cuanto al colesterol, el más saludable es Miko, con 18 miligramos por cada 100 gramos. Los valores de las demás muestras son superiores aunque no elevadas, con excepción de Häagen Dazs: 76 mg de colesterol por 100 gramos.

Ninguna muestra utiliza colorantes artificiales ni conservantes, pero revisando las etiquetas se han comprobado que Miko recurre a un colorante natural, el caramelo (E-150) y Menorquina a los carotenos (E-160), ambos permitidos. Todas las muestras usan, además, emulgentes (mono y diglicéridos de ácidos grasos E-471, lecitina) y, salvo Häagen Dazs, espesantes (carragenato E-407, guar E-412, alginato sódico E-400, ..., extraídos de semillas y algas), permitidos. Los emulgentes mantienen homogénea la mezcla y los espesantes aumentan su viscosidad.

De otro lado, el estado higiénico-sanitario de estos seis helados de chocolate fue correcto. A partir del contenido de teobromina (sustancia característica del cacao) de cada helado y del porcentaje teórico de teobromina del cacao seco desgrasado, se estimó la cantidad de cacao de cada muestra. El valor más alto es para Häagen Dazs con un 6,8% de cacao; el resto contienen en torno a un 5%.

Etiquetas, bien.















Todas las muestras indican en su etiqueta los datos obligatorios: denominación, contenido neto, fecha de consumo preferente, lote, lista de ingredientes y modo de conservación. Häagen Dazs es la única que señala el modo de utilización, pero ninguna incluye valores nutricionales. Debe tenerse especial cuidado al leer los ingredientes de la Menorquina, ya que utiliza un etiquetado común para las diversas variedades de este helado, que puede confundir al consumidor.

La cantidad de helado es mayor que la declarada en todas las muestras. Los envases de 500 mililitros de Menorquina y Häagen Dazs contienen 32 y 55 mililitros de más; en las muestras de un litro, la diferencia es mayor, con 100 y hasta 300 mililitros más de helado.

En la cata de todo.





Los parámetros valorados fueron la apariencia (color, trozos de chocolate), el sabor, la textura (cremosidad y posibles cristales de hielo), para hacer después una valoración global de cada producto. Los catadores prefirieron el helado de chocolate con abundantes trocitos de chocolate, con sabor intenso a chocolate y una textura cremosa.

Los que más gustaron son Miko y Menorquina, con 7 puntos sobre 10. De Miko gustó su color oscuro, el sabor y la textura, muy cremosa. El helado de Menorquina fue el más oscuro y deparaba un intenso sabor a chocolate, pero sus trozos de chocolate no eran muy abundantes.

De Häagen Dazs (6 puntos), el más caro, gustaron mucho su sabor y cremosidad, así como los trocitos de chocolate (era la muestra que más los tenía). Los dos helados de Frigo han merecido un aprobado. Si bien la cremosidad de Carte D'or fue de las mejores, no gustó su sabor a leche (es un helado de crema de chocolate con leche), y su color pálido fue el peor valorado. Frigo Cola Cao es el único sin trocitos de chocolate. Su cremosidad está entre las más bajas y la nota de sabor fue intermedia. El que menos gustó fue Camy. Aunque agradó su cremosidad, en el resto de los parámetros obtuvo puntuaciones sólo discretas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada